El próximo 15 de febrero exhibiremos la película "Entrelobos". Una proyección dedicada a casi 250 alumnos procedentes del IES Margarita Salas gracias a la colaboración del departamento de filosofía del centro. Se trata de una de las tantas actividades que CZM organiza a través de la Comisión de Educación, coordinada por Rubén Macías, consistente en prestar un servicio formativo a través de los instrumentos con los que cuentan nuestras instalaciones.

La metodología utilizada trata de proponer una serie de películas a los centros educativos, que reunan los valores necesarios para tratar una temática concreta acorde con la edad de los escolares, para poder discutir los valores que en ellas se muestran, no sólo en las aulas, sino en los coloquios que organizamos con expertos tras el visionado de las cintas.

Desde el año 2014 esta comisión ha logrado que casi 7.900 alumnos hayan pasado por nuestras salas en 64 pases. La mayoría de ellos procedentes de centros educativos de la zona noroeste de Madrid, tales como, Majadahonda, Collado Villalba, Alpedrete, Las Rozas, Boadilla del Monte, Torrelodones, Villanueva del Pardillo, Colmenarejo, Galapagar y Villanueva de la Cañada. Aunque también nos han visitado desde la capital y Parla.

Durante el último año casi 3.000 chicos han participado de nuestra apuesta cultural en 27 proyecciones, mientras que en 2015 fueron más de 3.800, repartidos en 30 pases. En el último trimestre de 2014 más de 1.000 escolares nos visitaron divididos en 7 sesiones. Y cabe destacar que el 50 por ciento de las proyecciones han sido en versión original.

En esta ocasión la cinta elegida ha sido, "Entrelobos", película que logra transmitir con fuerza la tremenda e increíble aventura vital de un hombre cuyo nombre no deberíamos dejar de recordar: Marcos Rodríguez Pantoja. Después de la proyección se realizará un debate con el director de la película, Gerardo Olivares y el personaje real de la historia. 

Sinopsis:

"Siendo un niño, a Marcos su padre lo entregó a un terrateniente para saldar una deuda, y éste lo dejó en manos de un pastor de cabras que vivía en una cueva. Con él, Marcos aprendió, a cazar, a buscar comida y a hacer fuego. Al tiempo que se iba ganando la confianza de los lobos de la zona, Marcos se queda solo al fallecer el pastor..."