Crónica del Evento "El Cover" con Secun de la Rosa.
 
El sábado 24 de julio recibimos en el Zoco a Secun de la Rosa, el popular actor de cine, teatro y televisión que ha dirigido su primera película: El Cover. El director que ha pasado recientemente el Covid hizo el esfuerzo de venir a nuestros Cines a hablar de su película en el fin de semana de su estreno en salas, y aunque pidió tener una intervención corta, durante el coloquio con el público no paró de hablar y comentar cuestiones muy interesantes sobre el rodaje, los actores, la música y todo lo relativo a la película.

La película cuenta la historia de Dani (Alex Monner), un camarero que ha perdido a sus padres, que formaban parte de la generación de los 90, a causa de las drogas, y que se ha criado con su abuelo (Juan Diego). Dani ha heredado de su familia el amor por la música y también el miedo al fracaso, por eso trabaja de camarero antes que malvivir con su sueño de ser cantante. Durante un verano conoce a Sandra (Marina Salas), una cantante que rinde culto a las estrellas británicas en un hotel de Benidorm y que le hará cambiar su forma de entender el arte.

Al contrario de lo que se piensa el filme no es un musical, es una película con canciones y tanto las canciones como los personajes van calando poco a poco en el espectador, y esto sucede con cada uno de los personajes de esta historia que nos sitúa en Benidorm, pero ese Benidorm donde el verano se mezcla con los Cover, intérpretes que dan vida a otros personajes en los locales donde actúan. Convirtiendo la película en un homenaje a la ciudad a través de los músicos que recalan allí para ganarse la vida imitando a sus ídolos, y no escondiéndose de ello, sino tratando de salir adelante haciendo lo que hacen y de esa manera hacer felices a otros. La película es una sucesión de canciones y también una comedia romántica más que una película social, aunque la crudeza de la vida de sus músicos esté presente, y es capaz de redimir todas las penas de sus personajes a golpe de karaoke.

El reparto lo encabezan Àlex Monner, en la piel de un chico que se viste con camisetas de Antonio Vega y sueña con huir del reino del cartón piedra, y Marina Salas, una cantante que defiende la dignidad de los que se ganan la vida soñando con ser los artistas que no son. Junto a ellos destaca Carolina Yuste, actriz que convierte a su Amy Winehouse en un símbolo del alma del filme. El director demuestra un buen pulso para dirigir a los jóvenes intérpretes y también a los veteranos (Juan Diego, Susi Sánchez, Carmen Machi), todos entregados a su causa. En la cinta se nota la complicidad que han tenido y que hace que la película funcione. El Cover resulta ser una película luminosa, que reivindica con orgullo y amor la verdad que esconde la ciudad de la mentira y que nos llena el corazón de alegría y de ganas de que las cosas nos salgan bien, algo tan importante en los tiempos que corren.

En el coloquio con los espectadores, Secun de la Rosa explicó que este era su momento para dirigir porque después de ser actor, trabajar en todos los medios y montar obras de teatro cada vez más grandes, era el paso lógico, e incluso piensa que le ha llegado un poco tarde.

Le han fascinado siempre los musicales, que él ha conocido bien y se ha inspirado para los papeles de El Cover en todos los actores que venían a participar de esos proyectos y a buscarse la vida en la música. Es el reflejo de la gente que se busca la vida con la música, de cómo los define uno de los personajes principales: “los artistas de guerrilla” Ha tenido una relación muy especial durante el rodaje con Alex Moner y con Juan Diego con los que ensayo en su casa durante bastante tiempo, allí se juntaron tres generaciones y aprendió mucho del actor veterano y también del joven, ambos fueron muy generosos. Mostró un especial agradecimiento por la entrega y el convencimiento que ha tenido Juan Diego con su papel y con el proyecto. Y pudo contar además con otros muchos actores y actrices que le brindaron su apoyo, muchos de ellos amigos suyos, como Carmen Machi que le dijo que quería tener un papel en su primer largometraje, aunque fuera muy pequeño. El ha quedado muy satisfecho de poder darle el papel de madre de uno de los músicos, en otra gran actuación de la actriz. Confesó que para él ha sido muy fácil dirigirlos a todos.

Está muy orgulloso de que todas las canciones se grabaran en directo. Siendo muy especial la escena del Spanglish, el duelo entre versiones de canciones españolas e inglesas donde al público le dan ganas de ponerse a bailar o a dar palmas en medio de la sala. Es un homenaje a Grease y a West Side Story. Mezclar a Mocedades o el Dúo Dinámico con The Killers o Coldplay le ha resultado fascinante. En las escenas finales el arte corre de parte de Parrita y de Esmeralda Rancapino.

El director quería hacer una película de autor, con vocación de llegar al público, pero con su firma más personal y para ello ha querido cuidar con mucho mimo la fotografía. Le gustan las películas luminosas y por eso se rodeó de dos grandes directores de fotografía (Santiago Racaj y Johnny Yebra), para que la fotografía marcase la película y que se viera incluso como una película indie. Y lo consigue con las imágenes del Benidorm nocturno que resultan espectaculares.  

La película podría parecer un producto comercial (Benidorm, el verano, las canciones, ETC.), pero al final detrás de cada personaje hay muchos conflictos y eso le da una perspectiva distinta, más de autor que es lo que el director quería que se reflejase en la pantalla. Comentó finalmente lo difícil que ha sido rodar y llevar a cabo el proyecto, primero por ser interrumpido por el confinamiento y después por tener que acabarlo en poco tiempo, con restricciones técnicas y sanitarias y confesó que la película tiene por todo ello algunas cicatrices; pero para él es un milagro haberla acabado. Pasados unos meses, cuando se produjo el estreno y comprobó por sí mismo que la película cumplía con sus dos premisas: vocación de gran público y a la vez sello de cine de autor, quedó contentísimo. Luego llegó su presentación en el Festival de Málaga y consiguió el Premio del público joven. Con eso y con la avalancha de buenas críticas que está recibiendo ya se muestra realizado, lo que no pensaba alcanzar ni en sus mejores sueños.
Secun, simpático y generoso, se entregó al público en la media hora larga que duró el coloquio. No dejó de contar detalles de la película y los espectadores quedaron con la sensación de haber asistido a un evento muy especial en estos tiempos tan singulares.

La película está en nuestra cartelera y no dejaremos de recomendarla. En el vídeo que nos dejó el director, al finalizar el coloquio, anima al público a ver la película en nuestros Cines.

Texto y fotos Jesús Escudero, socio de Cines Zoco Majadahonda.

video: