El 19 de septiembre Fernando Colomo volvió al Zoco para presentar su última película Antes de la quema. El director ya había venido a presentar sus dos películas anteriores, Isla Bonita y La tribu y como siempre acudió repleto de amabilidad y energía y conquistó a nuestro público.

En la película Quique (Salva Reina) es un chirigotero en paro que intenta mantener a flote a su familia mientras prepara el próximo concurso de chirigotas. Entre tanto, El Tuti (Joaquín Núñez), un traficante de drogas local, quiere que le ayude a robar el depósito de droga más grande de España... antes de que quemen toda la mercancía incautada.

Antes de la quema, está basada en un guion de Javier Jáuregui, y queda amparada por todas esas esencias, más o menos basadas en una realidad reconocible: el carnaval, el chirigoteo, los tejemanejes con el narcotráfico, las subvenciones y el trabajo ilegal, el vivir a salto de mata, la alegría natural y la autenticidad. En la película destacan tres aspectos: En primer lugar, el notable trabajo de escritura del novel Jáuregui, ganador del Concurso de Guion Julio Alejandro, convocado por la SGAE, repleto de líneas cómicas, réplicas y contrarréplicas, pero sobre todo de una estructura tan férrea como cambiante y de unas relaciones entre personajes muy trabajadas. En segundo el tono que le imprime el veterano Colomo, que no se conforma con el humor y logra impregnar con su pausa una cierta amargura a los personajes que le sienta fenomenal. Y en tercero el notable trabajo de sus intérpretes, comandados por un Salva Reina cargado de matices, y muy bien acompañado por el resto del elenco: Joaquín Nuñez, Manuel Manquiña, Vicente Romero, Manuela Velasco y Maggie Civantos principalmente.

El director continúa centrando su foco de atención en perdedores y supervivientes y lo hace a través de un humor entre cotidiano y absurdo en el que adquiere una importancia vital el elemento local y costumbrista relacionado con la ciudad de Cádiz. Se trata de una película bulliciosa, desordenada, pero muy libre, impregnada de esa sensación de frescura que sigue caracterizando al veterano director.

En el coloquio el director contó cómo se había desarrollado el rodaje de la película en el ambiente de las chirigotas de Cádiz y también varias anécdotas sobre la dirección de los actores. A la vez que los espectadores, en sus intervenciones, le felicitaron por la película y destacaron su maestría en la dirección, señalando que esta película en manos de otro director se hubiera convertido en una sucesión de chistes fáciles. En cambio él, con su experiencia en la comedia, le da el tono adecuado y lleva la trama a muy buen ritmo, sabiendo alternar las gracias y las penas de los personajes.

Al final del coloquio el director prometió volver con sus próximas películas a nuestros Cines:

video: