El 9 de mayo nos visitó Yeray López Portillo con su documental Yo Galgo. El director cumplió el deseo de estrenar su película en el cine al que venía con sus amigos, cuando era joven.   

Yo Galgo es una película que indaga e investiga todo lo relacionado con estos perros que tanto maltrato sufren en España, los veloces y bellos galgos. Es una película sobre la vida en los pueblos de una España profunda. Un análisis de las pasiones por cazar, el choque con las viejas tradiciones y el maltrato. Una película sobre el galgo español, el silencio y el miedo.

Yeray ha dedicado más de cuatro años a investigar y rodar, a seguir el rastro de cientos de galgos, a conocer el trabajo de voluntarios en protectoras, a adentrarse en el mundo de los galgueros. Más de cuatro años de cambio constante y aprendizaje. Un proceso lleno de altibajos, lágrimas y risas, frustraciones y alegría. Ahora solo espera que este proyecto también inspire a otros para decidir hacer algo y ayudar a mejorar el mundo de alguna manera.

Como nos contó el director en el coloquio, la idea era centrar el proyecto en su perro Bacalao, la galga que adquirió para mejorar su salud. La que vive con él desde que, tras sufrir una depresión, decidiera compartir su vida con un perro. “Quería hacer algo para niños: Bacalao vuelve a casa, qué fue de sus hermanos… y me encontré con esto. Nunca había hecho un largometraje antes, no tenía ni idea de donde me estaba metiendo. Solo sabía que tenía que continuar grabando y devolver a los galgos un poquito de lo que me habían dado”.

Y entonces la pregunta que apareció fue: ¿qué hubiera sido de Bacalao si hubiera caído en otras manos? Esa realidad podría ser la que centenares de asociaciones llevan denunciando años: el maltrato, la explotación, la cosificación, el asesinato, el abandono de galgos y otras especies que son víctimas de la caza junto a más de 30.000 millones de animales cada año.

Al contrario de lo que ocurre con otros documentales de temática animalista, Yo Galgo no conmueve al espectador por la crudeza de las imágenes, aunque en ocasiones también, sino especialmente por lo emocionante de una historia que, en el fondo, podría ser la de cualquier persona que conviva con un perro adoptado y se haga determinadas preguntas sobre cómo son usados y explotados por los humanos.

Con el fin de la temporada de caza en febrero, son muchos los galgos que son desechados, sacrificados o abandonados. El documental de Yeray López Portillo busca que conectemos con el animal que somos para que dejemos de hacer daño al resto: “Hay pocas cosas tan parecidas a nosotros en el universo como un animal”.

Se trata de una historia real en la que el tratamiento de la imagen y la música son tan importantes como los mismos personajes que salen en ella. Empezando por el propio director, que, aunque sin ánimo de ello, abre las puertas de su intimidad explicando en los primeros minutos cuál fue el motivo de arrancar esta aventura audiovisual, que le acabaría llevando a entrar en las casas de los galgueros y a convivir con cazadores en varios puntos del Estado español. Un viaje, qué sin duda, cambiará la mentalidad de muchos espectadores.

El documental Yo Galgo está disponible en Vimeo On Demand por el precio de 6,09 euros. Según indica Yeray, los beneficios "harán arrancar películas y proyectos que tengan la protección animal como valor central."

Os dejamos el saludo del director a todos los seguidores de Cines Zoco:

video: