De nuevo Richard Zubelzu y Magda Calabrese (Objetivo Family Producciones) nos visitaron en el Zoco el pasado día 24 con su último documental: Memento Mori. En el coloquio estuvieron acompañados por Olga Ramos y Carlos Soto, dos de los protagonistas del documental.

Magda y Richard son nuestros más asiduos invitados y ya han presentado en nuestros Cines cinco de sus documentales: La píldora más deseada, Fuera de juego, Una gesta bajo la maleza, Tus desperdicios y otros manjares y Memento Mori. 

Memento Mori afronta el tema del suicidio, que es la causa de muerte no natural más frecuente en España. Más de 3.000 personas se quitan la vida al año en nuestro país y esto es sin contar a aquellas personas que tienen la tentativa de hacerlo, pero que no consiguen materializarlo. Es por esto que Richard Zubelzu ha cogido la cámara y ha decidido entrevistar a los familiares de las víctimas, los supervivientes que son los que deben lidiar con el dolor de la pérdida de sus seres queridos. Padres, madres, hijos o hermanos con un único objetivo: prevenir más casos de este tipo.

El documental se centra en Carlos, Olga, Raquel y Daniel, con el claro propósito de hablar sin tapujos del tema desde el respeto. "El principal objetivo es la prevención y sensibilizar a la sociedad de que el suicidio es la primera causa de muerte no natural en España", contó Zubelzu en el coloquio tras la proyección. Explicó que el título de la obra proviene del latín y significa "recuerda que morirás" o "recuerda que puedes morir", dependiendo del contexto. Para el director, la piedra angular de su trabajo son los supervivientes. "Me han dado todas las facilidades del mundo. Gracias a ellos se ha podido hacer este documental".

Los protagonistas reivindican desde la pantalla que se les escuche. Ese duelo interminable que arranca después de la pérdida de su ser querido no es igual para todos y, aunque el entorno no siempre sabe qué hacer, debe mantener el apoyo a los supervivientes. Recalcando la necesidad de normalizar el suicidio, y exigiendo la aprobación de un Plan Nacional de Prevención del Suicidio. Este, inexistente a pesar de la gravedad de las cifras, continúa sin aprobarse. Los protagonistas reclaman que la prevención sea a todos los niveles, pero en la actualidad el suicidio no se estudia de forma específica en las carreras de Ciencias de la Salud. Aunque cada vez hay más profesionales especializados en la prevención, este grave problema debe entrar lo antes posible en las aulas, así como en las redacciones de los medios de comunicación.

Los reputados bailarines y coreógrafos Clyde Emmanuel ArcherAllan Falieri y Javier Monzón han realizado una puesta en escena espectacular que dan a la película un valor añadido y redondea un documental con alta sensibilidad y emoción.

Como ya hicieron en anteriores trabajos, Richard Zubelzu y Magda Calabrese pretenden sensibilizar sobre la importancia de este problema y el tabú que lo rodea e impide que se hable abiertamente de ello.