Con el 8-M en el horizonte, recibimos en Cines Zoco a Rocío Prieto, experta en literatura femenina, que impartió una conferencia sobre Nuestras escritoras olvidadas de la postguerra. Tras la presentación de nuestra colaboradora Paz Rivas, con referencias al Día de la Mujer Trabajadora, comenzó la conferencia.
 
Nuestras escritoras olvidadas de posguerra, que padecieron arbitrarias valoraciones, utilizaron los premios literarios como punto de partida o acicate al ser un cauce seguro de publicación. También cultivarán la novela rosa como medio de subsistencia, de gran auge durante este periodo. Este género servía como artificio para poder publicar. Ellas querían escribir y escribían aún con las grandes mutilaciones que la censura imponía en sus creaciones. Esto ocurría con la literatura de mujeres en España, alejadas de escuelas o camarillas, creadoras en general de una escritura independiente que rehúye de las tendencias establecidas por la crítica.
 
Ésta es la tercera conferencia que sobre este tema ha impartido Rocío Prieto en Cines Zoco. Rocío está volcada actualmente en la literatura.  Y producto de la ello y de su interés por la mujer, es esta conferencia, donde aúna estos dos temas para dar a conocer parte de nuestra historia. En esta ocasión glosó la figura de seis escritoras olvidadas:
 
Carlota O’Neill: Escritora y periodista feminista española. Esposa del capitán Virgilio Leret, ejecutado tras oponerse a la sublevación de 1936 en Melilla, que dio origen a la Guerra Civil, pasó cinco años en prisión, partiendo posteriormente al exilio. Escribió bajo los pseudónimos de Carlota Lionell y Laura de Noves.
 
Dolores Medio: Escritora española que ejerció como maestra. A pesar de sus problemas con la censura, obtuvo el Premio Nadal en 1952 por su obra Nosotros, los Rivero. El éxito obtenido le permitió dejar la escuela y dedicarse por entero a la literatura, convirtiéndose en una autora de éxito.

Mercedes Salisachs: Escribió algunas historias románticas durante su juventud bajo el seudónimo de María Ecín. Sufrió la intransigencia de la censura durante la dictadura franquista. En 1956 ganó el premio Ciudad de Barcelona con la obra Una mujer llega al pueblo, en 1983 el premio Ateneo de Sevilla con El volumen de la ausencia y en 2004 el premio Fernando Lara con El último laberinto.
 
Concha Alós: Fue esposa y difusora de la obra del escritor, periodista y crítico literario español Baltasar Porcel, de quien tradujo parte de su obra, del catalán al castellano. Su creación se enmarca dentro del realismo y del testimonio social. Trató con un lenguaje directo temas poco habituales en la literatura española de entonces, como el sexo, la homosexualidad y la prostitución. Debido a ello, tuvo inconvenientes con la censura franquista, pese a lo cual, varias de sus obras fueron éxitos de venta en los años 60 y 70.

Carmen Kurtz: Escritora española que firmaba con el apellido de su marido, Pedro Kurtz. Ganadora de varios premios literarios, el Planeta, entre otros, alcanzó renombre en los años 60 con la serie de libros infantiles. Fue una escritora comprometida con la condición de la mujer en la posguerra española.
 
María de la O Lejarraga García: Escritora feminista española. Es también conocida como María Martínez Sierra, pseudónimo que adoptó a partir de los apellidos de su marido, Gregorio Martínez Siera. Muchas de sus obras fueron firmadas por su marido y por otros autores, varones, como Eduardo Marquina e incluso Juan Ramón Jiménez. Promovió la Asociación Femenina de Cultura Cívica, que comenzó sus actividades en 1932. En 1933, fue elegida diputada al Congreso de la República por Granada y fue designada vicepresidenta de la Comisión de Instrucción Pública. Tras la Guerra Civil inició un largo exilio, por Francia, México y Argentina, donde finalmente falleció en 1974.
 
Rocío Prieto resumió la conferencia en lo que le han enseñado todas estas escritoras: el tesón y la constancia. Muchas de ellas mantuvieron durante años litigios con la censura para poder publicar y se mantuvieron firmes hasta conseguirlo. Y dejó constancia de lo difícil que es encontrar sus libros hoy en día, solamente se encuentran fragmentos, textos en tesis, cartas, pero encontrar libros completos es muy complicado. No se ha reeditado casi nunca las obras de muchas de ellas y cuando se hace es con su obra mutilada o, todavía, bajo el nombre de sus maridos o amigos, como tenían que hacer para publicar.
 
Esta es la historia silenciada de escritoras olvidadas españolas que lucharon por escribir, a pesar de tenerlo todo en contra.