El pasado 27 de junio proyectamos La Ciudad Oculta, documental de Víctor Moreno. El director que ya había visitado el Zoco hace cinco años con la película Edificio España presentó el documental y después de la proyección mantuvo un interesante coloquio con nuestros espectadores.

Un viaje a las entrañas de Madrid, a su subsuelo de galerías, túneles y alcantarillas, como símbolo del inconsciente de una gran urbe. El director de Edificio España (2014) regresa a uno de esos espacios que existen alrededor pero que mantienen su halo de misterio, esa desconocida realidad cotidiana, prometiendo una sinfonía urbana con atmósfera de ciencia-ficción.

El documental es un poema visual, una pintura abstracta que nos ofrece visiones de otro mundo. Es una experiencia sensorial donde caben el tacto, y con un poco de imaginación, los olores. Una luz, un reflejo, juegos de sombras se suceden creando imágenes armoniosas que transmiten una sensación tanto de realismo como de alucinación, propia de los relatos de Lovecraft.

Se percibe un contraste entre el lugar y la normalidad en el trabajo de los operadores, figuras que aparecen con poca frecuencia.

Un papel muy importante juega la música, recreando una sinfonía urbana. Grabada directamente del ambiente, pero en el montaje se mezcló con música experimental de Juan Carlos Blancas, que la caracteriza así: “me gusta pensar que el resultado es un sonido líquido, no sabes la forma en que se mezclan las diferentes capas, solo que todo te envuelve, que estas en un lugar fascinante y extraño pero sin escapatoria”.

Según Víctor Moreno, su película es una película experiencial, una invitación a asomarnos a un túnel oscuro y descubrir nuestro propio abismo por mucho que nos empeñemos en vivir bajo bóvedas de acero y hormigón. Solo la naturaleza parece frenar nuestro anhelo de control.

El director nos dejo el siguiente mensaje al terminar el coloquio:

video: